sábado, 14 de marzo de 2009

Hacer ejercicio es sano


Es la primera vez en mi vida que voy a un gimnasio de mujeres.

Cuando llegó el momento de apuntarme a un gimnasio en el Bronx, había que decidirse. Aquí existen los de mujeres, los de hombres y los mixtos.
Dado que a uno de hombres no me iba a apuntar, quedaban los de mujeres y los mixtos.
Pensando en como son los hombres latinos y afroamericanos (y ahora que lo pienso, tambien los indios que ya la he tenido con 2), son salidos, babosos, no entienden un no por respuesta y me sacan de mis casillas cuando te miran de una manera tan desagradable... pues me apunté al de mujeres.

Es curioso el sistema de clases. Para las guiadas llegas y coges sitio. Para las máquinas te tienes que apuntar en un listado que va de media en media hora. Como podeis ver la sala estaba hoy a rebosar de gente, asi que decidí ir a las máquinas en lugar de hacer la clase de las 10am como cada dia (y menos mal porque menuda paliza les han dado).

Lo que más me gusta de ir al gimnasio en un barrio lleno de latinas y afroamericanas es que aquí no hay vergüenza. ¡La más ajustada gana! No se si soportaría ir a uno lleno de figurines blanquitos mirandote por encima del hombro.

2 comentarios:

Now, in... dijo...

¿Gimnasios sólo para mujeres? Yo conocía el Curves for Women, pero no se me había ocurrido uno por si NO te apetece ligar...
Yo también las he tenido con completos desconocidos en Londres, has hecho bien.

BigEyes World dijo...

si, al principio hace gracia pero a mi me ponen de mal humor cuando por muy claro que se lo dejes siguen agobiando... el gimnasio es para hacer ejercicio y punto!